¿Qué explica la fama del pan y los biscoitos de valongo?

2021-05-03
¿Qué explica la fama del pan y los biscoitos de valongo?

En Valongo, la elaboración de pan y biscoitos de gran calidad se remonta a varios siglos atrás. Aprovechando la existencia de molinos, manantiales, leña en las sierras y el paso de la carretera real que lleva a Oporto, Valongo se especializó en la elaboración y abastecimiento de pan a esta ciudad, al menos desde el siglo XVIII, según los archivos de la época.

A partir de entonces, se multiplicó el número de panaderías en el centro urbano como consecuencia de la vitalidad del sector y del carácter hereditario del negocio. Las mujeres de Valongo se desplazaban a Oporto tres veces a la semana para vender sêmeas, moletes y regueifas en las ferias de pan, pero también en las estaciones de ferrocarril, lo cual hizo posible la conclusión de las líneas ferroviarias de Douro y Minho en 1875. Con la llegada de la industrialización, el sector de la molienda y del pan acabó por florecer también en Oporto, lo cual obligó a las panaderías de Valongo a adaptar su producción a las nuevas exigencias del mercado. Surgen a partir de finales del siglo XIX las pastelerías como establecimientos alternativos, con considerable éxito. El siglo XX, por su parte, se caracterizó por la regulación del sector, la mecanización de la producción y la apertura a nuevos mercados nacionales e internacionales.